Este sitio utiliza cookies para darle el mejor servicio posible. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que configuramos cookies. Puede encontrar más información en nuestra Política de privacidad.

Plataforma de conocimientos
  • Roturas por sobrecarga en los filos de corte de la zona del chaflán.
  • Durezas o material básico de la herramienta para el mecanizado no adecuados.
  • Perforación previa demasiado pequeña o endurecida.
  • Chaflán prolongado o más ranuras con longitud de chaflán idéntica, lo que proporciona un número más elevado de dientes para el corte.
  • Con herramientas rectificadas se puede reducir el porta base, utilizar los parámetros de rectificado adecuados.
  • Cambio o rectificado más frecuente de la herramienta de taladrado.
  • Utilizar parámetros de uso adecuados para la herramienta de taladrado.
  • Seleccionar el lubricante adecuado y tener en cuenta que siempre haya suficiente.